“Todos deberíamos entender la discapacidad como una forma de vida normal y corriente”

By Sara M.A. on Agosto 6, 2014 in Santutxu, BSR
k 0

sando

Javier Sandomingo Losada, Sando, gallego, técnico experto en el mundo de la discapacidad y primer entrenador del Bilbao Baloncesto en Silla de Ruedas, equipo que será el próximo pregonero de Aste Nagusia 2014. Un tío currante y poco amigo del protagonismo propio del puesto que ejerce dentro del deporte adaptado. En estos momentos está de vacaciones en Honduras pero dedicado a ayudar a personas con discapacidad de forma desinteresada. Nos asegura que la pregunta no es por qué lo hace él sino ¿Por qué no lo hacen los demás?

– Esta temporada habéis dejado el listón muy alto ¿Podréis igualarlo la que viene?

Tengo que reconocer que va a ser mucho más complicada que la anterior. El primer puesto siempre es inaccesible por el gran trabajo que realiza Fundosa Once. El resto peleamos siempre por la segunda plaza, pero este año todos los equipos se van a reforzar y las normas también se van a modificar ya que se incorpora la Final Four, que es una novedad de cara al año que viene. A ver cómo van las cosas.

¿Qué es el Bilbao Baloncesto en Silla de Ruedas, el BSR?

Para mí es un trabajo. Pero el BSR como colectivo es una evolución social desde la década de los 40. En esos años la sociedad no sabía qué hacer con los discapacitados de la guerra, era una situación que se guardaba en casa. Hemos pasado de ese silencio a una evolución en la que la gente con discapacidad ha logrado tener un reconocimiento social a través del deporte y una inclusión en la sociedad totalmente normal. Y el BSR es la punta del iceberg del deporte adaptado.

¿Qué diferencias hay entre el baloncesto en silla y el baloncesto a pie?

El basket en silla es más divertido… Se diferencian exactamente en lo que vea la persona que mira. Yo, desde luego, no veo ninguna.

¿Cómo te manejas en el ámbito político?

Es un mal necesario pero entiendo que es una gran mentira. La política no es necesaria y la educación sí lo es. La política es una consecuencia de las ansias de poder de ciertos sectores sociales.

Llevas siete años en Bilbao ¿Hay algo que no te guste de esta ciudad?

La arrogancia bilbaína, el sectarismo, la poca capacidad que tienen de comprensión. Reconozco que hasta cierto punto es bueno, pero cuando pasas ciertos límites… Bilbao no es la mejor ciudad del mundo, los bilbaínos no son una raza aparte y hay ciertos sectores sociales que no entienden eso. A pesar de todo este discurso tengo que reconocer que disfruto de la buena gente de la villa y de buenos amigos, pero les falla ese aspecto.

¿El mundo de la discapacidad engancha?

Desde pequeño me llamaron “el abogado de los pobres”. Con 17 años lo más fácil para mí fue vincularme al deporte y al final, no te enganchas, sino que ves las diferentes caras de la discapacidad. Y decidí dedicar mi vida a este mundo. En realidad la palabra discapacidad es un adjetivo que pone una persona que se cree en condiciones de ponerlo.

A la que más debemos temer es la emocional, que es la más extendida en la cultura occidental y la que nos hace ser tan arrogantes como para llamar a alguien discapacitado. Todos deberíamos entender la discapacidad como una forma de vida normal y corriente.

¿A qué lugares te ha llevado este deporte?

A muchos sitios: Finlandia, EE.UU., Canadá, China, Marruecos, Cabo Verde, Latinoamérica… El basket en silla tiene una virtud que defienden hasta sus más aférrimos detractores y es que es la mejor herramienta que tiene una persona con discapacidad física para ganar autonomía.

¿Qué es lo mejor que has vivido en el baloncesto?

Por la opresión social y educacional de esta sociedad, lo mejor que he vivido ha sido ver la capacidad de desarrollo de un niño discapacitado y su familia. Ver eso es mucho más grande que quedar segundo en la liga…

¿Y lo peor?

La politización del deporte en la discapacidad…

Sabemos que tus vacaciones no son una escapada… ¿A dónde te vas de viaje este verano?

Me voy a Honduras durante siete semanas para colaborar con el proyecto de un amigo de Madrid que se dedica a incluir el deporte adaptado en el programa vehicular de los colegios. Me encanta dedicar mis meses de descanso a desarrollar mi trabajo en una cultura diferente como es la centroamericana. Esto no tiene nada que ver con lo que hago durante el año, no cobro por ello.  Lo hago porque quiero, porque me gusta trabajar en esto. Porque lo difícil es no hacerlo y lo fácil es hacerlo. La pregunta no es por qué lo hago yo sino por qué no lo hacen los demás.

¿Qué cambiarías en el mundo de la discapacidad?

La percepción que tiene la gente del entorno. El problema está en que la discapacidad no cambiará hasta que no cambie el formato educativo y llevamos cuatro legislaturas con cuatro reformas en este ámbito. Creo que la gente confunde educación con enseñanza. La educación es el trabajo de los valores, las experiencias adquiridas de los abuelos, la vida en general, no son números, ni letras.

Una fortaleza de Sando

Cabezón. Creo que no serlo es un problema en el ámbito en el que me muevo en particular, pero en la vida en general. Cuando estás expuesto a un bombardeo de información política, social y de puro marketing, el hecho de saber mantener ideas fijas es una fortaleza.

¿Cuál es el rasgo más característico de tu carácter? Mucha gente te tacha de malhumorado.

Soy seco, no malhumorado. No entro en las dinámicas sociales estándar. Mantengo distancias porque creo que el individuo debe hacerlo. Me gusta que estén a mi lado pero no que me digan lo que tengo que hacer. Cuando veo que una persona toma parte en lo que tengo que hacer es cuando le digo que se meta en lo suyo.

Eres uno de los entrenadores con más técnicas de la liga…

¡Este año no me han pitado ninguna! Soy el entrenador más expulsado y con más técnicas. En total he tenido 30 partidos de sanción en 17 años…

Si no fueras lo que eres ¿qué hubieras sido?

Seguramente algo complicado porque mi carácter es así.

Un libro de referencia

El arte de la guerra. Es un texto que se interpreta de una manera o de otra en función de la persona que lo lea. Se lo recomiendo a todo el mundo.

¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo?

Galicia.

Elige un deporte que no sea el baloncesto.

La boccia que es la petanca para grandes discapacitados. Es el deporte rey de la gran discapacidad, es decir para aquellas personas que no pueden ni hacer sus gestiones físicas básicas. Es un juego parecido a la petanca. Hay dos equipos de dos jugadores y lanzan una bola que deben acercar a un punto de referencia que es una bola más pequeña. Es un deporte que resulta muy atractivo ya que refleja y demuestra que una persona con el mayor grado de discapacidad que te puedas encontrar practica un deporte competitivo y lo disfruta.

¿Qué te gustaría ser cuando dejes de ser entrenador?

Seguir viajando, tener una familia y un trabajo de 7 a 15 horas que me deje estar en casa y que no me obligue a viajar todo el fin de semana. Tener una vida social normal y corriente.

About the Author

Sara M.A.View all posts by Sara M.A. >

0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies