Vuelve el balonmano a Santutxu con Beltzagorri Eskubaloia Kluba

By Sara M.A. on septiembre 11, 2015 in Santutxu, Kirolak, Balonmano
k 0

Siempre es gratificante enterarse de que se hacen cosas en el barrio, que surgen iniciativas nuevas, que la gente se mueve, sobre todo si están relacionadas con el deporte. Desde julio de este año un nuevo club de balonmano, refundado a partir del antiguo grupo del Colegio Maristas, se ha puesto en marcha: Beltzagorri Santutxu Eskubaloia Kluba. Hemos hablado con el presidente, Carlos, un joven de 29 años que lleva en este deporte dos décadas y que, sin duda, le ha puesto todas las ganas del mundo para que este nuevo proyecto deportivo salga adelante con la ayuda de colaboradores y padres que le están dedicando muchas horas para que esto salga bien.

¿Cuándo nació Beltzagorri?

Beltzagorri Santutxu Eskubaloia Kluba existe desde julio de 2015, dos meses escasos. Se crea debido a que los objetivos del colegio Maristas, nuestra antigua sede, y los nuestros como directiva del club dejaron de ser los mismos, así que decidimos establecernos como una entidad propia e independiente. Una de las consecuencias de este cambio fue que nos quedamos sin sitio para jugar, pero esto fue el impulso para crear este nuevo club que se identificara con Santutxu, un barrio en el que se ofertan todo tipo de deportes, menos balonmano que no había.

¿Por qué y cómo decidisteis poner ese nombre?

Cuando empezamos las gestiones para constituirnos nuestra intención era llamarnos Club Balonmano Santutxu, pero en el registro nos decían que era una denominación demasiado genérica. A pesar de que a día de hoy existen clubes con ese nombre, la legislación ha cambiado y ya no se puede poner el nombre del barrio como tal, sino algo original y que identifique a la nueva sociedad que se crea. Así que hemos estado varias semanas pensando y decidiendo qué nombre íbamos a tener. Nuestras camisetas son rojas y negras así que no le dimos más vueltas y por eso se puso el nombre de “Beltzagorri”.

¿Dónde vais a jugar?

A partir de esta temporada en el colegio Pío Baroja de Txurdinaga. Cuando el año pasado nos fuimos de Maristas nos quedamos sin espacio para entrenar y jugar así que, después de hablar con el Berrio Otxoa nos quedamos allí pagando lo correspondiente por hora de uso de las instalaciones, concretamente en el patio rojo. Después de estar todo el año allí sabíamos que necesitábamos otro lugar más adecuado y llamamos al Ayuntamiento para ver en qué colegio público podíamos establecernos. Surgió el Pío Baroja así que solicitamos los permisos necesarios e hicimos los trámites correspondientes para poder entrenar allí.

¿Cuáles son los objetivos del club,  tanto administrativos como deportivos, para este año?

Lo primero nacer… A pesar de que ya existimos en los papeles oficialmente, hablamos de tirar hacia delante. Queremos impulsarnos, darnos a conocer. Tenemos cientos de ideas en la cabeza de las que probablemente solo podamos hacer una decena pero por algo se empieza. En cuanto a lo deportivo, tenemos muchas ganas de empezar a funcionar, a entrenar, a jugar los partidos… Y, en general, asentarnos como club y conseguir los patrocinios necesarios para llevar a cabo una buena temporada.

¿Qué problemas habéis tenido para crear el club?

Lo primero el nombre, como ya hemos comentado y, el segundo inconveniente en orden de importancia fue el plantearnos dónde jugar. Y así, entre unas cosas y otras, la burocracia que siempre es larga y complicada y que nos ha cogido la época de verano… Hay que tener en cuenta también que se necesita gente para formar el cuerpo directivo: presidente, vicepresidente, tesorero que han surgido de los propios padres y de gente voluntaria a falta de alguien que se ofreciera… Problemas siempre surgen muchos, pero se van solucionando.

¿Qué supone crear un club nuevo?

Mucha dedicación y horas de trabajo que, por supuesto, no son remuneradas, sino que las hacemos porque queremos y porque nos gusta. Es todo por la pasión que se siente por un deporte, en nuestro caso el balonmano lo que te hace aguantar “chaparrones” y quitarte tiempo libre para sacarlo adelante. Yo llevo jugando desde los 8 años y siendo entrenador desde hace 5 y, personalmente, la satisfacción de los entrenamientos y ver la cara de los niños y niñas al jugar es lo que me empujar a continuar.

¿Crees que el deporte recibe el apoyo institucional suficiente?

En Bilbao no. Te acercas a cualquier pueblo de alrededor de la villa y todos los deportes cuentan con unas partidas económicas muy generosas. En Bilbao todo resulta mucho más complicado, también porque el volumen de clubes es mucho mayor pero para conseguir algo hay que controlar bien el “papeleo”.

¿Cuántos chavales juegan en Beltzagorri?

Para la temporada 2015-2016 hay inscritos 65. Pero siempre nos pasa que al cabo de unas semanas la cifra aumenta y, lo mejor de todo, es que el porcentaje de bajas es mínimo. Parece que este deporte gusta. No teníamos equipos femeninos y ahora tenemos dos benjamines y, probablemente este año, habrá también un alevín. En total hay 8 equipos con niños y niñas del 2001 al 2007, todo deporte escolar, nada federado. De momento, no tenemos senior pero todo se andará.

¿El balonmano es un deporte popular?

No, pero está yendo a más, está resurgiendo. Muchos de los niños y niñas que juegan con nosotros vienen rebotados de otros deportes como el fútbol o el baloncesto porque les dicen que no son aptos. Lo que queremos en Beltzagorri es jugar, que hagan deporte y, por supuesto, a todos los que vienen a formar parte del club les decimos que sí. Lo importante es que quienes quieran jugar y hacer deporte lo hagan y, sobre todo, que se diviertan.

¿Qué tiene el balonmano que no tienen otros deportes?

Un ambiente increíble. Es cierto que es un deporte duro y de contacto pero no hay piques. Es un poco rudo pero es muy sano. En los partidos hay muchos goles, no es como ir a ver uno de fútbol en el que el resultado es un empate a cero y te aburres. El balonmano es rápido, activo y atractivo para quienes van a verlo.

Este deporte tiene la mentalidad del fútbol porque juega con dos porterías, también tiene la velocidad del baloncesto porque se juega con las manos pero con mucha más movilidad y vistosidad ya que el campo es mucho más grande. Tiene un poco de todo.

¿Cómo crees que influye el deporte en la educación de los niños?

Inculca valores como el compañerismo, ayuda a aprender a comportarse, a convivir con otras personas. Te ayuda a respetar a los compañeros, al árbitro y a los rivales. Te aporta forma física, diversión, coordinación. Creo que el deporte sólo influye positivamente en los peques, sobre todo si se les enseña a practicarlo divirtiéndose.

Contacto con el club

Antonio: 675.700.324

mail: beltzagorrisantutxu@gmail.com

y también en Fb y Tw.

About the Author

Sara M.A.View all posts by Sara M.A. >

0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies